Valencia, 18 de octubre.- Más de 2.000 ciudadanas y ciudadanos han participado hoy en la manifestación que han organizado Pobresa Zero y la Coordinadora Valenciana de ONGD para denunciar que más de 1.200 millones de personas viven en extrema pobreza en el planeta, incluyendo uno de cada cuatro habitantes de la Comunitat Valenciana, a causa de una injusta redistribución de la riqueza.

En este sentido, el presidente de la Coordinadora Valenciana de ONGD, Fernando Contreras, ha asegurado que “a menos de un año para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) es urgente cambiar este sistema altamente injusto, que, por una parte genera riqueza e impunidad para el 1% de la población, y por otra un empobrecimiento generalizado para el resto, los que más sufren las consecuencias de la crisis. Por todo ello demandamos a la clase política se ponga realmente al servicio de la ciudadanía y no de los mercados, y de respuesta a sus demandas

Asimismo el portavoz ha reclamado “el cumplimento de los acuerdos firmados del Gobierno de España y de la Generalitat Valenciana en materia de Ayuda oficial al Desarrollo, incluido el compromiso de destinar el 0,7% de la Renta Nacional Bruta a este fin, y la restitución de  los fondos defraudados a cooperación y un compromiso firme de las formaciones políticas que se presentan a las próximas elecciones municipales y autonómicas de cumplir el Pacto Valenciano contra la Pobreza.”

Contreras también ha cuestionado la justificación de los gobiernos estatal y autonómico para unos presupuestos más solidarios con las personas más empobrecidas por carecer de dinero. “Si se persigue el fraude fiscal de los grandes defraudadores y los paraísos fiscales, se deja de desviar dinero a las grandes corporaciones financieras y no se despilfarra en infraestructuras o actos inútiles para la sociedad, sí que hay dinero público para políticas sociales y de redistribución solidaria”, ha explicado.

 

Representantes del tejido asociativo valenciano

Durante la manifestación, que ha recorrido las calles más céntricas de Valencia, los participantes han lanzado proclamas como “El dinero de los banqueros para Pobresa Zero” y han portado pancartas con lemas como “Sí a la cooperación que enriquece” o “No al fraude fiscal que empobrece”.

Asimismo, se ha leído el manifiesto “Contra la riqueza que empobrece, exigimos justicia social” (que se adjunta) por parte de personas representantes de entidades de Pobresa Zero: Daniel González Serisola, delegado de estudiantes de la Universitat de València (UV); Betty Roca Hubbauer, de la Campaña por el cierre de los centros de Internamiento de Extranjeros (Cies No); Mariola Cubells, periodista y Paco Gaspar, coordinador de GESTHA en la Comunitat Valenciana.

Los portavoces han reclamado, entre otras reivindicaciones, un modelo social y económico diferente, que garantice la dignidad de todo el género humano. Porque –según se explica- “sí hay recursos suficientes”, y la redistribución de la riqueza es “la clave fundamental para garantizar el cumplimiento y la protección de los derechos humanos para todas las personas.”.

 

Pobresa Zero

Por otra parte, la Semana contra la Pobreza, que conmemora el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza declarado por Naciones Unidas el 17 de octubre,  ha incluido actividades en 15 localidades de la Comunitat Valenciana, entre las que destacan las acciones de protesta celebradas hoy en Alacant y Valencia y una charla sobre fraude fiscal y las causas de la pobreza, ayer, en Castellón.

Además, Valencia acogió ayer una acción simbólica en la que se representó la lucha contra el fraude fiscal frente a la delegación de Hacienda y, por la noche, un concierto-espectáculo benéfico en el teatro El Micalet en el que actuaron Maria del Mar Bonet con Borja Penalba, Feliu Ventura o el actor Alberto San Juan, entre otros artistas.

Pobresa Zero arrancó su trayectoria en 2005 en la Comunidad Valenciana, y en la actualidad cuenta con la adhesión de 176 organizaciones de la sociedad civil (sindicatos, universidades, asociaciones vecinales, religiosas, AMPAS, parroquias, movimientos juveniles, ONG…).